Cocinasinmiedo Thinking

Cocinasinmiedo Thinking
1 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 1 LinkedIn 0 1 Flares ×

Mª Angeles Thinking

La cocina de Mª Angeles

 

Cocinasinmiedo es el nombre de tu blog. ¿Por qué elegiste ese nombre? ¿Tiene alguna historia?

Sí que la tiene. En realidad, en las decisiones importantes de mi vida, hay una pequeña historia detrás. Y cuando nació mi blog, ya la tenía, incluso el nombre antes que la decisión de abrirlo.
Aunque mi madre nos enseñaba a cocinar desde pequeñas, yo me “escabullía” siempre que podía, hasta que a la edad de 15 años tuve que preparar el arroz de los domingos, por hospitalización familiar. Todo estaba preparado, pero apareció el “miedo” de no estar a la altura . El arroz salió muy rico y mi madre me felicitó y me dijo que “no había que tener miedo a cocinar”. De ahí surgió años más tarde el título para un recetario de mi cocina para mis hijos, que finalmente se convirtió en el blog, gracias también a mi amiga Laurita, del blog COCINAX2.

Para los que aún desconocen tu blog, ¿Qué podremos encontrar en él? Explícanos un poco

En general, recetas de cocina muy variada. La cocina que se hace en mi casa, platos salados y dulces. Recetas sencillas, fáciles de preparar, sin ingredientes extraños. La cocina que aprendí de mi familia, de mi madre, -una gran cocinera-; recetas populares, rescatadas de libretas amarillentas por el tiempo.También hay lugar para libros y revistas, siempre intentando aprender. Libros de  repostería y de todo tipo.
Además de la cocina, también se pueden encontrar remedios naturales, como el jarabe de cebolla, que funcionan, jajaja, por experiencia propia; jabones, cremas y ¡hasta galletas para perros!
Y por supuesto, el chocolate, bombones, ¡mi perdición!
Y entre medias, una visita a una bodega, una experiencia en un restaurante, una reunión con gente que ama la gastronomía… el blog se ha convertido en una experiencia gastronómica más allá de las simples recetas.

¿Cómo te adentraste en esto de las redes? ¿Te es complicado llevar el blog? ¿Te quita mucho tiempo?

Entran sin avisar. Abres el blog, y tras él surge la necesidad de interactuar, y aunque al principio era un poco reacia, por esto del desconocimiento, al final ves que es una puerta abierta al mundo, al conocimiento, a la amistad, y lo acoges en tu vida.
Y que llevar mi blog no es una obligación y no saco beneficio económico de él, me lo tomo con calma. Me gusta compartir recetas y experiencias en la gastronomía, y eso para mí es un tiempo bien invertido. Cuando algo te gusta, no le prestas atención al tiempo. No diría que me quita tiempo, más bien, me lo regala.

Todo lo que se hace con pasión e ilusión tiene el éxito asegurado, al menos es mi forma de pensar. ¿Crees que la gente ha sabido valorar tu trabajo? ¿Tienes a mucha gente siguiendo tus recetas? ¿Te preguntan mucho?

Pienso como tú y el motor que mueve este blog es la pasión y la ilusión por la cocina, y mediante ella, agasajar y sorprender.
No me he planteado nunca si se ha valorado mi trabajo, eso se ve día a día, en los comentarios, en las visitas. Con el tiempo me doy cuenta que ha ido más allá de lo que en un principio imaginaba.
Para mí ya es un regalo que la gente dedique un ratito de su vida a visitarme, que hagan mis recetas. Cada vez que alguien comenta que ha hecho tal o cuál plato, me sorprendo como si fuera la primera vez, al igual que cuando descubrí que había 1.000 seguidores en el blog. Es muy agradable ver que tanta gente también me sigue por las redes sociales, como Facebook y Twitter.
Y sí, sí que me preguntan,  por el blog, por las redes sociales o en persona, incluso quienes me conocen, al enterarse que llevo un blog, me preguntan más, jejej, es curioso.

Leí investigando un poquito que tu receta preferida es el pollo al horno. ¿Tienes alguna otra? ¿Eres más de dulce o de salado?

Para ser realistas, lo que me gusta es el pollo, cocinado de distintas maneras. El pollo asado, frito, en salsas…. Es una carne suave que gusta a todos, y muy agradecida, a la que le gusta rodearse de diferentes ingredientes, y con todos se lleva bien.
Elegir otra receta me resulta complicado, todas tienen algo que me atrae o me apetece hacer en según qué momento. Me gusta cocinar, y me lo paso bien cocinando muchos platos.
Si tengo que elegir, diría que soy más de dulce, aunque tengo etapas. Para relajarme suelo hacer algo dulce, sobre todo por la satisfacción de elaborarlo y ver el resultado final. Me gusta ver la reacción de quienes lo prueban.
El flan de huevo, el de toda la vida, es otro de mis platos favoritos, para mi es “EL POSTRE”.

¿Qué ingrediente no puede faltar en la cocina de Mª Ángeles?

Me gusta mucho utilizar las especias en mis platos, como el curry, las hierbas provenzales, etc., y lo que no me falta nunca es la hierbabuena fresca y los productos de repostería, sobre todo el chocolate. Y  ¡diversión!, sin ella no podría cocinar.

Los niños de hoy día ya no quieren ser bomberos, ni astronautas. Ahora la cocina es la estrella ¿Qué le dirías a todos aquellos que están empezando a adentrarse en este mundo de fogones? ¿Es una profesión complicada?

A mis hijos, que ya son mayores, siempre les he dicho que estudiasen lo que más les gustase, o con lo que más identificados se sintieran. No me hubiera importado que alguno me hubiera planteado elegir la gastronomía como una profesión.
Lo primero que creo importante en esta profesión, es tener vocación e interés por conocer, por saber. Para mí es una profesión donde están implicados los cinco sentidos, y el abanico de conocimientos es muy grande. Es una profesión complicada como para iniciarla por obligación.
A partir de ahí, se abre un mundo inmenso para desarrollarse, tanto en cultura, como en técnicas, como personalmente. Pasión, entusiasmo y ganas de aprender, de todo y de todos.

 Tengo la suerte de que nuestra malagueña y exquisita  Cerveza Victoria nos invitara a irnos de tapeo. Si tuvieras que quedarte con una tapa en Málaga, ¿cuál sería?

Complicado me lo pones, tratándose de elegir una, de entre la rica variedad de tapas malagueñas.
Al ser Málaga una provincia primordialmente costera, no pueden faltar las típicas tapas de “pescaíto frito”, pero si tengo que elegir, me quedo con la primera tapa que tomé al llegar a Málaga, y curiosamente, la única receta que tengo en video, las “berenjenas con miel de caña”. Para mí fue un descubrimiento, siendo aún joven y con poca cultura culinaria, la mezcla del salado con lo dulce, que me sorprendió tanto. Sigue siendo una de mis preferidas.

Antes hablábamos de Cocinasinmiedo, pero a ti esto de escribir, ¡se te da de fábula. ¿Me cuentas algo de tus otros blogs?

¡Con qué buenos ojos me has leido! Jajaja
Me gusta escribir, para qué vamos a negarlo. Contar mis experiencias, mis sensaciones, mis sueños. Me hubiera gustado dedicarle más tiempo a la lectura y a la escritura, y profundizar en el conocimiento de esta materia.
La expresión, la comunicación, siempre me han gustado, en eso también está la clave de mi pasión por la cocina, es una forma de expresión y de comunicación.
El blog Cocinar sin Miedo, tiene un hermano pequeño, Cocina para Estudiantes, donde sólo hay recetas muy, pero que muy sencillas; y muy, pero que muy baratas. Trucos de cocina, formas de cuidar los alimentos, de cocinarlos, la conservación de los electrodomésticos, etc.., y todo paso a paso. ¡Más fácil imposible!
También tiene dos primos, primos lejanos en este caso. Viajar es un Placer, en el que hablo de algunos lugares que he visitado, con fotografías, e información del lugar, o monumento visitado, para no olvidar con el tiempo esos sitios, que a la larga, marcaron parte de tu vida, y de mi forma de ser.
Y por último está el blog al que más cariño le tengo. Últimamente está un poco abandonado, pero ahí está, La Caracola Dulzona. Título que nació de un ejercicio en un curso de escritura creativa al que asistí. He conservado algunos escritos de cuando era más joven, incluso de cuando era una niña. Otros se han perdido en muchas de las mudanzas de mi familia. Pero tenía interés en que estuvieran todos juntos, en un lugar especial para ellos. Cada uno de esos momentos vividos y expresados en un papel, en una tarde de lluvia, tras un fracaso sentimental, emocionada ante una sonrisa infantil, o desgarrada por el dolor de una pérdida.., todos esos momentos están ahí, y lo visito a menudo, porque forman parte de cómo soy yo