Copas de vino

Una copa para cada ocasión

Sino respetamos esta base el vino perderá potencial y sobre todo muchas virtudes

Debemos tener claro que copa es la adecuada para cada vino 

Algo común en todas es que el diametro de la parte superior va disminuyendo, lo que hace que el vino despligue todos sus aromas

Para que podamos disfrutar de su cuerpo y color, las copas tienen que ser transparentes y de cristal

Vamos a destacar cuatro copas

Copa flauta

Copa de vino flauta

Copa estrecha y alargada que se vuelve más ancha hacia la boca

El que tenga esta forma facilita que asciendan las burbujas del vino

Copa de cata

Es la copa reina sin lugar a dudas

Al tener una boca más grande permite que podamos introducir la nariz y los labios en ella

copa cata

Copa de vino tinto

Tiene forma de tulipán

Es ligeramente alargada y redondeada

Se debe servir hasta dos tercios de su capacidad

copa tulipán

Copa de vino blanco

Tiene que tener una base más ancha  para que los aromas se expandan mejor

copa vino blanco

Bar El Guacamole

La cocina del bar El Guacamole

la foto 1

¡Muy buenas a todos!
Aqui comienza mi aventura
La de contaros una a una experiencias unicas que se suceden en torno a una mesa
Mi primer post va dedicado a un sitio que descubrí el pasado fin de semana
Se llama el Guacamole y está en Malaga, calle Cister
Este lugar es  pequeñito y acogedor, con unos dueños tremendamente cercanos. Os lo recomiendo 100%
La historia fue…viernes 21:30 de la noche.. ¿cual es el plan? Tengo una amiga de Cancún, la cual me dijo ¿te vienes a tomar algo?..y a mi, que no se dar un no por respuesta, en seguida acepté la invitación
Cuando llegamos al sitio mi primer pensamiento fue… madre que sitio tan pequeñito y encima viernes noche…lleno hasta los topes…
Al rato conseguimos pillar una mesita, y mi segunda pregunta fue..¿Que me pido aqui?
Los precios de la carta no son altos y tienen una gran variedad de platos donde elegir
Mi gran dilema y el cual le transmití a mi amiga fue… ¿pero..no hay vino? a lo cual me respondió.. ¿vino? ¿aqui? No hija mia.. ¿no quieres una cerve?
Habia salido de casa con antojo de una copa de ribera, y el sentarme a la mesa y no poder pedirlo me traumaba…
Cuando ya estaba resignada a pedirme una coronita, vi junto a la caja de la barra una botella de vino, ante lo cual le pregunté a mi amiga ¿y eso?
Le preguntamos a la dueña y obvio, tenian vino…Se me iluminó la cara
Mientras esperabamos la comida sentadas en la mesa, me trasladé a Mejico en segundos
La decoración es increible, teneis que visitar el sitio para verlo por vosotros mismos
Mi amiga se pidió unas quesadillas que tenian una pinta de muerte y yo una flauta de pollo (es como una torta de maiz rellena) estaba “tremenda”
De pronto vi a mi amiga pedirle a la camarera una especie de picante, ante lo cual, curiosa por naturaleza y tonta yo, dije ¿que es eso? ¿puedo probarlo? La respuesta de mi amiga fue ¡adelante!
Cuando me dispuse a meter la cuchara en el bote y echarme en el plato, como si de azucar en el cafe se tratase, me dijo ¡stop! ¡ni se te ocurra!..ante lo cual dije.. ¡exagerada!
¿Exagerada? La dueña me dió azucar para bajar el picor de mi lengua…¡echaba fuego por la boca!
Solo deciros que el vino estaba fantástico y la comida igual, muy buena relacion calidad precio, trato increible de los dueños y sitio con encanto…
Mi recomendación: el tequila a ciertas horas, es mejor llevar un control, ya que mientras cenabamos en la mesita junto a la barra, la gente del local ya se habia animado y bailaban motivados con sus chupitos de tequila. Me reí mucho eso si
Hasta aqui mi aventura
Espero os engancheis y compartais conmigo tambien vuestras experiencias y sitios preferidos